Empieza a vivir la vida que deseas

¿De dónde ha llegado este deseo de cambiar mi vida?, ¿de dónde nace esta insatisfacción con la que me despierto por las mañanas?, si estás comenzando a hacerte estas preguntas es que algo te ha hecho un clic, y te diré que ya no hay vuelta atrás.

Muchas veces, es fácil que vivamos con el botón de piloto automático encendido, sin tener si quiera consciencia de en qué momento lo presionamos. Así es como inexplicablemente, nos comportamos y movemos como robots, un día, otro día, otro día… 

Puede, que un día algo nos despierte y nos de la noticia de que la vida que llevamos no nos hace felices aunque no sepamos muy bien por qué. Entendemos que algo falla, pero exactamente, ¿qué? 

Es probable que tu mente quiera acallar esas voces que te asustan y que están tratando de advertirte que tu camino no es por ahí. Así, tus pensamientos pueden repetirte algo como «es normal que tu trabajo te resulte rutinario», «el amor no es lo que nos venden en las pelis románicas» o «no vas a vivir con la misma intensidad de cuando tenías 20 años».

Esas vocecitas pueden entrar en conflicto y hacer que dudemos sobre quién de las dos está diciendo la verdad. En todo caso, cuando ambas voces no se ponen de acuerdo, sabemos que tenemos dos caminos:

La difícil decisión

1. Hacerle caso a tu mente, manteniendo presionado el botón de piloto automático o

2. Seguir tu corazón. Tomar decisiones y agarrar con fuerza las riendas de tu vida.

Es bastante claro que hay una opción que asusta más que la otra, pero la más dura de las dos opciones es la que guarda mayores recompensas personales. .

Lo más difícil es atreverse a tomar la decisión de romper con ese algo que no nos deja avanzar hacia nuestra mejor vida. Una vez dado el paso, todo es mucho más sencillo.

En este proceso no hay un solo camino, pero saltar de un trabajo a otro para evitar pensar o buscar una nueva pareja, no es la solución a nuestro vacío existencial (lo siento el spoiler pero puede que te ahorre algún que otro disgustillo).

Si no nos damos el tiempo suficiente para descubrir por qué la vida no nos termina de satisfacer. Si no escuchamos lo que nuestro corazón tiene que decirnos, entonces estamos condenadas a repetir los mismos errores una y otra vez.

Escucharnos a nosotras mismas no es una tarea que nos enseñen en el colegio, y es la más importante de las asignaturas de nuestra vida. Sin conocernos, es imposible que encontremos nuestro camino en la vida y en consecuencia, nos condenamos a seguir los deseos de otros sin preguntarnos si quiera el por qué.

Así, tratando de agradar a los demás y de seguir lo socialmente establecido, nos enfrascamos en situaciones pueden no aportarnos absolutamente nada. Dejamos que nuestra mente decida por nosotras, renunciamos a nuestros sueños e intentamos acallar nuestro corazón.

Sea cual sea el punto en que te encuentres: si aún vives en la angustia de decidirte a dar un paso, si ya has tomado la decisión pero aún no te atreves a hacerla real, o si por el momento sigues manteniendo apretado el botón de piloto automático, me encantaría que estás líneas te animaran a de seguir la voz de tu corazón.

Tú eres la única que puedes descubrir hacia dónde quieres dirigirte y qué es lo que te hace feliz. Date la oportunidad de escucharte para saberlo y tomar las decisiones en consecuencia.

Un abrazo,

 

 

***Si te gusta lo que lees, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, y a seguirme; en Facebook, en Instagram o en Twitter (sí, estoy en los tres). Así estarás ayudándome a que crezca mi proyecto. Muchas gracias por estar ahí. Un abrazo muy fuerte.***

2 comentarios

  1. Vivir para ti! Dar gusto a los demás? Eh? No no, el buscar aceptación es lo más cercano a la destrucción de tu identidad.
    Gracias!

    1. Veo que sabes bien de lo que hablo… 😉 Así es, aprender a ser quien tú eres, sin remordimientos, culpas ni cargas innecesarias. Dejar de intentar agradar siempre a los demás…algo que las mujeres llevamos interiorizado a fuego todavía. ¡Gracias a ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.