Me presento. Mi nombre es Vanesa y nací en Mondragón, apenas viví un año allí así que me considero vitoriana, que es donde por el momento resido y la ciudad en la que he pasado más años de mi vida.

A decir verdad, esto de etiquetarme aquí o allí, es algo que ya de primeras me cuesta. En realidad, me he paseado por diferentes ciudades de distintos países buscando mi hueco, pero parece que él se resiste a encontrarme a mi.

Ya estoy divagando… ya me iréis conociendo. Diré que soy periodista. Que he vivido en Bologna, Madrid, Barcelona y Newcastle. Que soy inquieta, apasionada, sensible, curiosa, 

coqueta y algo indecisa -tanto que me ha costado siete años arrancar un blog-. Que tengo una familia numerosa que este año ha sumado un miembro más, y por fin ha bajado la media de nuestra tribu. Que me encantan los dulces, la playa, el teatro, el sol, pasear por la naturaleza, fotografiar mariposas, la música, bailar, el deporte y seguro que me dejo mil cosas más.

 

Este último año, he comenzado un proceso de introspección que me está permitiendo volver a mi -sí, en alguno de los desvíos de este viaje debí de colarme-.  

Y es que, como dice mi queridísima Rozalén; «la respuesta estaba dentro de mí», -aunque dar con ella parezca misión imposible-. Y es que, lo único que puede llenar nuestros vacíos, cambiar nuestro mundo, nuestra realidad y en definitiva nuestra vida, está en nuestro interior, y yo -que soy muy cabezota- me he propuesto no parar hasta encontrarlo.

«El camino es hacia dentro» es la herramienta para conectarme y conectar contigo a través de la escritura, y mis reflexiones.

Deseo que te inspire, que disfrutes de su lectura e incluso que pueda enseñarte algo. Yo, entre tanto, daré rienda suelta a algunas de las cosas que más me gusta hacer en la vida: escribir y pensar.

Un fuerte abrazo, 

 

 

 

*NOTA: Decido escribir en femenino porque es mi género y porque es para mí más sencillo dirigirme a mujeres (después de todo, me paso el día relacionándome con ellas). No trato de excluir a nadie, en realidad el contenido de mi blog sirve a tod@s por igual. Así pues, ¡¡muy bienvenid@s tod@s!! ¡Encantada!*